Son deliciosos para el desayuno con mermelada, nutella o crema casera de avellanas con un poco de azúcar glas o jarabe de arce. "Bueno, las opciones son realmente muchas" Son deliciosos incluso para aperitivos junto con un delicioso helado.